EL MILÉSIMO HOMBRE | Rudyard Kipling

Un hombre entre mil hombres, nos dice Salomón,

se une a ti con más cariño que un hermano,

y bien vale la pena buscarlo media vida

por si lo encuentras antes de vivir la otra media.

Novecientos noventa y nueve están pendientes

de la virtud que el mundo te reconoce,

pero el hombre milésimo será tu fiel amigo

aunque el resto del orbe se ponga en contra tuyo.

No serán atenciones, ni promesas, ni súplicas,

las que decidirán que tú lo encuentres.

Novecientos noventa y nueve de ellos

buscarán tu experiencia, tus hechos y tus victorias,

más si él te encuentra a ti y tú a él

todo el resto del mundo perderá importancia,

porque el milésimo hombre estará a tu lado

en todos los caminos del triunfo o la derrota.

Podrás usar su bolsa como si fuera propia,

del mismo modo él usará la tuya,

y se reirán al verse todos los días

sin mentar para nada el dinero prestado.

Novecientos noventa y nueve de ellos

reclaman plata y oro en sus negocios,

pero el milésimo hombre vale por todos ellos juntos.

Todos sus males, son también males tuyos,

y sus buenas acciones son tuyas a la vez.

Así en todo momento, en los buenos o en los malos,

ofrécele el apoyo a la vista de todos,

ya que la causa suya será tu propia causa.

Novecientos noventa y nueve no podrán

soportar la vergüenza, la burla o la risa,

pero el milésimo hombre siempre estará a tu lado,

hasta el pié del patíbulo, y todavía después.

¬Rudyard Kipling

Photo by Nicholas Swatz /Pexels

***

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s