SOBRE LA COMPASIÓN | H. P. Blavatsky

No puedes recorrer el Sendero antes de que te hayas convertido en el Sendero mismo. Haz que tu Alma preste oído a todo grito de dolor, igual que el loto pone al descubierto su corazón para absorber el sol de la mañana. No permitas que el Sol ardiente seque una sola lágrima de dolor antes…

Poema: RECOMENDACIÓN | Thich Nhat Hanh

Prométeme,prométeme hoy mismo,prométeme ahora,con el Sol en lo altojusto en el cenit,prométeme:aun si te abatencon una montaña de violencia y odio,aun si te pisan y aplastancomo a un gusano,aun si te rompen y destripan,que recordarás, hermano,recordarásque el hombre no es nuestro enemigo. Lo único digno de ti es la compasión:invencible, ilimitada, incondicional. Y un día,…

CANTO A MÍ MISMO | Walt Whitman

Me celebro y me canto. Me entrego al ocio y agasajo a mi Alma. Me tiendo a mis anchas a observar un tallo de hierba veraniega. Clara y pura es mi Alma y claro y puro es todo aquello que no es mi Alma. Estoy satisfecho, veo, bailo, me río, canto. Poseo lo bueno de…

Parábola budista: EL DESTINO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS   |  Anónimo

En un tiempo lejano, había un viejo monje que, a través de la práctica concienzuda, había alcanzado un cierto grado de discernimiento espiritual. Tenía un joven novicio de unos ocho años de edad. Un día el monje miró a la cara del niño y ahí vio que iba a morir en los próximos meses. Entristecido…