Cuento: LA PARTIDA  |  Leónidas Barletta

Trajeron agua del río, y se lavó, despacio. —Mire, Adelina, deme una camisa limpia —dijo con voz ahogada—, quiero irme decente. La mujer le anudó el pañuelo al cuello y le peinó el cabello largo alrededor de las orejas. —Bueno; me voy —dijo con una exaltación ahogada—. Tráigame el rebenque grande, ¿quiere? Los ojos, chiquitos,…

LOS INESPERADOS REGALOS DEL DOLOR  |  Jeff Foster

“¿Qué hay de malo en mí? ¿Por qué mi dolor no se ha ido aún?” A veces, cuando estás tratando de sanar tu dolor, o perdonarlo, o liberarlo, o incluso ‘aceptarlo,’ lo que en secreto estás tratando de hacer es deshacerte de él. En eso hay resistencia; violencia, incluso. No quieres que este momento sea…